Club de Golf Nestares – Cantabria

0
7
Club de Golf Nestares - isologotipo

Cuando uno piensa en arquitectos, puede pensar en ellos diseñando rascacielos o centros comerciales. Los campos de golf de calidad también requieren el conocimiento y la planificación de un arquitecto experto.

Un campo de golf no se debe juntar al azar. Un arquitecto de campos inteligente y experimentado sabe cómo planificar un campo en el que cada hoyo sirve como una parte valiosa del todo. Esto le da una sensación de cohesión al juego.

Aunque un campo de cualquier edad puede proporcionar esta sensación de unidad entre hoyos, los campos que han existido durante aproximadamente un siglo son a menudo los mejores ejemplos.

Club de Golf Nestares - Cantabria

Detalles sobre el Club de Golf Nestares

Características generales

  • Campo de 18 hoyos
  • Terreno: obstáculos de agua
  • Dificultad técnica: moderada

Instalaciones de práctica

  • Área de manejo
  • Área de práctica
  • Putting Green
  • Práctica bunker

Visitantes

  • Visitantes son bienvenidos todos los días.
  • La reserva anticipada es fundamental.
  • Se requiere un certificado de hándicap válido del club local del jugador.

Comodidades

  • Servicios del club
  • Sala de conferencias
  • Vestidores
  • Tienda deportiva
  • Restaurante
  • Matrícula de golf

Alquileres

  • Palos de alquiler
  • Carro eléctrico de alquiler

Hoyos varios en Nestares golf

Un recorrido de 18 hoyos, par 72, con suaves desniveles y una longitud de 6.250 metros, que disfruta tanto el jugador amateur como el jugador profesional, pues su dificultad no está exenta de conseguir esa vuelta que todos los aficionados a este deporte siempre han soñado. Sus espectaculares lagos hacen que el jugador se concentre, disfrute de la estrategia necesaria y se desentienda por completo de sus problemas cotidianos en un día verdaderamente placentero.

El aburrimiento convierte rápidamente un juego de golf de agradable en agotador. Una mezcla de estilos de hoyos evita que el juego se sienta redundante.

La variedad influye en un campo de golf de varias formas:

  • Estilo del hoyo: en lugar de recorrer el campo serpenteando de un lado a otro con un hoyo de tiro recto tras otro, debe disfrutar de una combinación de diseños, incluidos algunos doglegs y, tal vez, algunos tiros ciegos.
  • Longitud: Parece sencillo que algunos hoyos ocupen más espacio que otros, pero adherirse a este principio básico puede contribuir mucho al disfrute de un campo.
  • Par: No solo cada hoyo debe verse diferente, sino que también debe jugar de manera diferente. Algunos deberían ser factibles con tomas mínimas, pero otros deberían requerir cuatro o más.
  • Obstáculos: Cada hoyo debe tener sus propios desafíos únicos, como bunkers, obstáculos de agua, frentes falsos y pendientes hacia o lejos del green.

La cantidad adecuada de variedad le da a un curso una personalidad convincente que lo atrae una y otra vez.

Belleza natural

El renombrado arquitecto Alister Mackenzie es famoso por afirmar: “El campo debe tener un entorno hermoso y todas las características artificiales deben tener una apariencia tan natural que un extraño sea incapaz de distinguirlas de la naturaleza misma”.

Muchos campos construidos durante la Edad de Oro de principios del siglo XX todavía son elogiados por su comprensión de este ideal. Los arquitectos de la época supieron comenzar seleccionando lugares atractivos para sus cursos. Luego incorporarían las características del paisaje en sus diseños.

Un campo de golf con un diseño natural trabaja con la disposición del terreno, no en su contra. Utiliza obstáculos y búnkeres que se adaptan a la flora y el terreno locales. Un campo diseñado de esta manera recibe un sentido de pertenencia a su entorno.

Desafío razonable

El golfista promedio no es un experto en el juego. La mayoría de los golfistas no están por debajo de la media cada vez que juegan, y ciertamente no juegan en el circuito profesional. Por lo tanto, un campo de golf jugable no debería ser tan difícil que solo un jugador de campeonato pueda manejar sus pruebas, giros y vueltas.

Eso no quiere decir que un campo de golf deba ser simple. Un campo sin desafío presenta poca motivación para mejorar su juego.

Los mejores campos equilibran la dificultad con la jugabilidad. Te estiran para probar nuevas tomas y hacer tu mejor esfuerzo. Sin embargo, no son tan desalentadores como para que ya no quieras seguir jugando. En lugar de dejarte sintiéndote derrotado, te estiran para llevar tu juego al siguiente nivel.

Mantenimiento impecable

Sí, algunos de los mejores campos se construyeron alrededor de 1920. Sin embargo, no siguieron siendo los mejores por ser poco entusiastas con el mantenimiento. La única forma en que un campo de golf se mantiene en plena forma es recibiendo un trabajo de mantenimiento minucioso y regular.

El mantenimiento es un asunto diario. Un buen campo de golf está atendido por un equipo de greens profesional que sabe cómo mantener el terreno sano y la superficie de juego lisa. Cortan, ruedan, rastrillan y riegan de forma regular.

El equipo de mantenimiento considera que la temporada baja es una de las épocas más valiosas del año porque brinda la oportunidad de realizar trabajos que son fundamentales para la longevidad del campo. En unas instalaciones de golf de calidad, los profesionales de los greens están tan ocupados durante la temporada baja como durante la temporada alta.

Programación accesible

El juego regular es una necesidad si desea mejorar su juego de golf. Por lo tanto, un buen campo de golf es aquel en el que programar una hora de salida no debería ser un desafío monumental.

Sí, es emocionante jugar una ronda única en la vida en uno de los campos mejor clasificados del mundo. Sin embargo, no querrá pelear por un tee time allí cada vez que tenga ganas de jugar al golf.

Para su campo en casa, es importante seleccionar un lugar donde pueda enganchar un tee time casi siempre que lo desee. Es posible que desee considerar unirse a un club de golf privado donde recibirá una programación prioritaria y puede tener la opción de jugar sin caminar.

Cómoda elegancia

El golf es un juego refinado. Existe un estándar de etiqueta que eleva este deporte por encima de muchos otros, o al menos, debería haber uno. La gestión de un buen campo establece estándares de etiqueta para quienes juegan allí y mantiene a los jugadores en esos estándares. Esto mantiene la clase del juego y el entorno de juego.

Sin embargo, elegante no tiene por qué significar estirado. Un campo de golf puede ser cómodo sin sacrificar sus estándares. Los mejores campos de golf son los que saben cómo equilibrar las tradiciones arraigadas con un sentido moderno de comodidad informal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 9 =