Las maderas de calle – golpes más fáciles

0
763
Las maderas de calle - mundogolf.golf

Las maderas de calle son los palos de golf caracterizados por aportar una mayor distancia, ayudando a los golfistas a salir de la hierba alta de forma más sencilla y práctica.

Existen factores específicos que hacen que los hierros largos sean más difíciles de usar que las maderas de calle. Por ejemplo, el centro de gravedad de los jugadores recién iniciados está más bajo y más retrasado a causa de la forma de la cabeza. En resumidas cuentas, ese elemento es beneficioso porque permite pasar el palo por debajo de la bola.

Algunas de ellas cuentan con “raíles” en la suela para que el deslizamiento a través de la hierba sea mucho mejor. Sus varillas son más largas, pese a que sus caras se asemejan a la de los hierros largos. En consecuencia, la velocidad del swing aumenta y la pelota se eleva con mayor facilidad.

Las maderas de calle han ganado un poco más de visibilidad, y en específico, han captado la atención de los jugadores porque los fabricantes han estado bajando los lofts de los hierros largos, turnándose más complicados de usar durante el juego.

Adicionalmente, como estos palos de golf cuentan con una cabeza más grande, el jugador se siente mucho más confiado. En teoría, las maderas de calle permiten dar golpes más fáciles porque son más permisivos.

Características destacadas

  • Aumentan la velocidad del swing
  • El punto dulce es mayor porque el cabezal es de mayor tamaño. Esto genera que el margen de error sea más amplio, a diferencia de los hierros largos, con los cuales el golfista está obligado a no fallar.
  • La suela se desliza más fácilmente.

Destacar que las maderas de calle deben elegirse en función de las características de la varilla y de la cabeza para lograr más tolerancia y potencia en los golpes largos.

Es importante saber elegir una buena madera de calle si se desean alcanzar óptimos resultados. A continuación esbozamos algunos rasgos a tener en cuenta al momento de hacer una compra de este tipo.

  • El material: la madera es utilizada para realizar golpes de larga distancia en la salida del hoyo o en el fairway, y por eso se utiliza en estos palos.

Además, es bien sabido que la flexibilidad de las varillas se identifica con ciertas letras. Por ejemplo: “L” es usada para denotar “Lady” o “mujer”, siendo esta la más flexible de todas, mientras que las letras “XS” se refieren a “Extra Stiff” o “muy rígidas”.

Aquí, el punto de partida es el auto conocimiento del profesional del golf. Esto es vital en el momento de elegir una u otra varilla. Si su swing es lento, debe considerar una varilla flexible precisamente porque ésta le ofrece velocidad y potencia.

  • Material de la cabeza: se fabrican de titanio o acero. El primer material aporta tolerancia, comodidad y potencia. Sí, las cabezas de titanio son mucho más tolerantes a los errores de centrado al momento de golpear la pelota, y además evitan efectos indeseados como el slice o el hook.

Por su parte, las cabezas de acero ofrecen más precisión. El jugador puede manipular y controlar mejor la bola. La superficie de golpeo de este tipo de cabeza es más reducida y, por ende, la sensación de peso en la cabeza es más pronunciada.

  • Distribución de las masas: es importante conocer que la distribución periférica y hacia atrás de las masas o pesos, proporciona maderas más fáciles de jugar y más tolerantes. Adicionalmente, el centro de gravedad más bajo, facilita la elevación de la bola.

En resumidas cuentas, las maderas de calle son muy distintivas en el mercado porque cuentan con una cabeza ancha más o menos esférica y se fabrican en varias tallas: 3,5, 7 y 9.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × dos =