Aprendiendo a Chipear

2
2859
Chipear, el chip, golpe de golf

En tu web especializada en golf, te enseñamos a Chipear. El ‘‘chip’’ es un golpe de aproximación corto al que se le puede sacar provecho para lograr una buena puntuación. Con éste debemos conseguir que la bola haga un corto vuelo, para luego seguir con una rodada larga hacia el objetivo. Para aprender a Chipear bien, lee nuestro artículo, a continuación.

Cómo lograr un buen chip

Para empezar, si quieres hacer un buen chip se puede jugar con cualquiera de los hierros que van desde el 5 hasta el 9, un wedge y un putter. Debes tener en cuenta que la elección final del palo va a depender de la cantidad de terreno que vayas a atravesar, hasta que logres alcanzar el Green.

Cuando llegas al Green, debes evaluar cuánto tiene que rodar la bola hasta alcanzar el agujero. El chip o golpe rodado se hará siempre y cuando estés en las inmediaciones del Green, ya que no se puede patear, porque la bola te convertirá en extraño. Así que, en la medida de lo posible, debes hacer que la bola dé un pequeño salto para que toque el Green rápidamente y ruede el resto del camino. Debes tomar en cuenta estos tres puntos de referencia a la hora de posicionarte para hacer un chip:

Primero: Así como en todos los golpes, nuestra cara de palo deberá apuntar hacia el objetivo.

Segundo: Coloca la bola muy cerca del interior de tu pie derecho. Ambos pies tienen que estar más próximos de lo normal.

Tercero: Este punto es al que le debes prestar más importancia. Tu peso, como también todo tu cuerpo y ambas manos, deben estar hacia el pie izquierdo. Tu anatomía (cuerpo y cabeza) tiene que estar apoyada un 80% en tu pie izquierdo.

Las manos estarán delante de la bola, siempre y en todo momento. Esta posición se debe mantener hasta el final. Así lograrás que las manos, en el impacto, mantengan su posición delante de la bola y delante de la cabeza del palo.

Lento, pero seguro

Cuando practiques, prueba con tirar algunas bolas a cámara lenta, porque con este método, los golfistas profesionales logran refinar su técnica y de esa manera, dan golpes más precisos en el momento indicado. En el golf, la lentitud puede convertirse en el secreto para lograr golpes extraordinarios.

Al golfista Davis Love III, su padre le sugirió hacer swings completos en ‘‘slow motion’’ (cámara lenta), para que la bola no pueda viajar más de 50 yardas. Cuando pudo pegar esas 50 yardas de manera sólida, poco a poco subió a drivers de 100, siempre manteniendo el swing completo y en cámara lenta. Con esos incrementos de 50 yardas, Davis llegó hasta las 300 y esto lo dio a conocer en su libro ‘‘How to feel a real golf swing’’ (Cómo sentir un verdadero swing del golf).

Cinco consejos claves para hacer un buen chip

  1. Pies más juntos que para un golpe normal.
  2. Hacer un swing corto con sensación de putt, en el cual las muñecas no se “rompen” en ningún momento.
  3. Es importante que impacten las manos por delante de la cara del palo, para un golpe consistente.
  4. Al final del swing, sigue sin acucharar las muñecas (recuerda que no se rompen en ningún momento).
  5. Debes evitar que las manos lleguen por detrás de la cara del palo, porque estarías acucharando la bola y no es lo que se quiere lograr.

Con estos cinco secretos podrás mejorar tu chip, los cuales no deben fallar porque estás cerca del hoyo y no hay urgencia por un swing grande. Con un poco de práctica y dedicación, te volverás todo un experto.

2 Comentarios

    • Hola Pedrín,

      Gracias por tu comentario. En efecto, para conseguir unos excelentes resultados, como muy bien dices, hay que centrarse en practicar, practicar y practicar sin perder jamás la fe en tu objetivo de chipear al máximo nivel.

      Mucho ánimo y diviértete en el campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × cinco =