Conceptos básicos del Swing

0
1803

El swing es el movimiento realizado para golpear la bola de golf. Es una maniobra compleja, la cual persigue maximizar la velocidad de la cabeza del palo en el impacto de la bola. El golpeo, básicamente, ha de aunar velocidad (para recorrer distancia) y precisión.
La complejidad del swing implica la descomposición del golpe en cuatro partes sucesivas:

  1. La primera de ellas es el backswing, en la que se arma el golpe, al dirigir el palo hacia atrás y dejarlo por detrás de la cabeza.
  2. El downswing comienza cuando se modifica la dirección del palo y empieza a acercarse a la bola.
  3. El follow through empieza con el impacto a la bola y dura hasta que concluye el golpe. No hay que parar el golpe, sino que se ha de producir una desaceleración progresiva.
  4. La parte final del swing se conoce como finish. El cuerpo se resiste a seguir girando y se detiene el palo, por encima de la cabeza.

Por otro lado, vale la pena no escatimar esfuerzos a la hora de elegir los palos oportunos para ejecutar swings veloces y precisos.

Un shaft flexible y ligero (el grafito, además, reduce la vibración) ayuda a aumentar la potencia que se imprime a la bola. Conviene también un driver de mayor loft, aunque los lofts, en los hierros, suelen ser constantes y no requieren ser ajustados. Por lo que respecta al tipo de cabezas, se recomienda un centro de gravedad bajo y drivers de titanio, los cuales facilitan caras de palo finas.

En todo caso, un palo personalizado (en relación a la altura, ángulo y velocidad de giro) es la alternativa a tener en cuenta.

Por último, hay que prestar atención, aunque parezca poco ortodoxo, al movimiento de los pies.

En definitiva, consejos para intentar emular swings del máximo nivel, como los que, históricamente, popularizaron Trevino, Player, Ballesteros o Nicklaus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

10 + dieciseis =