Los zapatos de golf

0
660
Zapatos de golf

El golf se ha convertido en un deporte muy popular, reconocido y amado, que ha ganado cientos de aficionados alrededor del mundo. El golfista, no solo el profesional, sino también el amateur y los practicantes del deporte, deben contar con un equipo adecuado, para garantizar las mejores condiciones de juego y aumentar sus posibilidades de éxito.

Los zapatos de golf son un complemento esencial en el equipo del golfista, debido a que cumplen funciones importantes, como garantizar la adherencia al terreno, el equilibrio en el momento de golpear la bola y aportar comodidad al jugador, tomando en cuenta que un recorrido de golf dura cerca de unas cuatro horas.

Al comprar unos zapatos para practicar este deporte, el golfista debería valorar aspectos tales como el agarre, la comodidad, la suela, la sujeción del pie, su impermeabilidad, los materiales de fabricación, la estética, y el precio, entre otros.

Características de los zapatos de golf

De nada sirve tener los mejores palos para lograr los mejores golpes, si a la hora de realizar el swing nos resbalamos por no usar los zapatos adecuados. Si nuestro calzado de golf no nos permite mantener la estabilidad en el momento de golpear la bola, no podremos desarrollar nuestro mejor juego.

Por otra parte, no podemos obviar el hecho de que un recorrido de golf supone, por regla general, un medio de más de cuatro horas de caminata, por lo que los zapatos de golf deben ser seguros y sobre todo muy cómodos.

Aspectos a considerar
Los principales aspectos que se deben tener en consideración al adquirir unos zapatos de golf, son:

  • Adhesión o adherencia: uno de los principales propósitos de los zapatos de golf debe ser asegurar una adherencia apropiada que pueda ofrecer al jugador la mayor estabilidad posible al momento de golpear la bola, evitando en todo momento que éste pueda sufrir resbalones. Si la tracción y adherencia no son correctas, el golfista no tendrá un contacto seguro y estable con el suelo, afectando negativamente a su juego.
  • Comodidad: los zapatos deben resultar cómodos, pues como ya hemos dicho, el recorrido del juego de golf toma más o menos 4 horas, lo que resultaría imposible de aguantar con unos zapatos que provoquen dolor o incomodidad. Además de ello, lógicamente el juego del golfista se verá afectado en su rendimiento con unos zapatos incómodos, que provoquen dolor o postura incorrecta.
  • Suela: la suela del zapato de golf es la que determinará su nivel de adherencia, porque va equipada con tacos que garantizarán un mejor agarre y mayor equilibrio. La suela con tacos es esencial para evitar caídas y pérdida de equilibrio en terrenos resbaladizos. Los tacos en la actualidad son de caucho, debido a que este material daña muchos menos el césped, son cómodos y ligeros.
  • Sujeción del pie: los zapatos de golf deben proporcionar una buena fijación del pie, estabilidad y un encaje cómodo. Ni demasiado ceñido, ni excesivamente flojo.
  • Impermeabilidad: este factor resulta también sumamente importante, ya que no es raro jugar en medio de un césped húmedo o un clima lluvioso. Es importante por eso que los zapatos sean completamente impermeables, pero que a la vez permitan la transpiración adecuada del pie.
  • Material de fabricación: el material de construcción más común en los zapatos de golf es la piel, por el buen rendimiento que proporciona el cuero en lo que se refiere a confortabilidad, sudoración y durabilidad.

Suela de un zapato de golf

Para obtener unos resultados óptimos respecto a los zapatos de golf y alargar su vida útil, conviene realizar un apropiado mantenimiento y limpieza, siguiendo algunas pautas básicas, tales como asearlos después de cada partido o entreno, secar el cuero con lentitud y a temperatura moderada, y controlar los tacos de la suela, para realizar el reemplazo de los que lo requieran en el momento necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + nueve =