José María Olazábal

0
476
José María Olazábal | MundoGolf.golf

Uno de los golfistas más destacados del mundo es José María Olazábal. Nació en Hondarribia, España, en 1966. Se le conoce porque predominó la escena europea y continental sobre los Estados Unidos, finalizando los 80 e iniciando los 90.

Nunca fue ajeno al golf, pues pertenecía a la familia de cuidadores del Real Club de Golf San Sebastián.

Se abrió paso en los campos de golf con un swing respetado, que le llevó a convertirse en el triunfador del Open Británico, específicamente en la categoría juvenil en 1983 y Junior en 1985, cuando pasó a jugador profesional.

Ese salto a la fama lo posicionó como un fuerte candidato a la victoria del reinado mundial.

 

Olzábal y el ascenso de su palmarés

También en 1985 ganó el Master Europeo y de ahí siguieron una serie de triunfos. Tras participar siete veces en la Copa Ryder, su palmarés incluye los trofeos correspondientes a 1987, 1989, 1997 y 2006 como jugador, además de otro en 2012 como capitán del equipo europeo.

Junto a Severiano Ballesteros conformaron un dúo imbatible en la Ryder Cup; a su compañero fallecido (Seve), Olazábal dedicó el triunfo de 2012, por ser una inspiración para el combinado que dirigió.

José María Olazábal y Severiano Ballesteros en la Ryder Cup de 1997
José María Olazábal y Severiano Ballesteros en la Ryder Cup de 1997

También lideró el Master de Augusta de 1994 y 1999, competiciones que le acreditaron dos chaquetas verdes.

 

Máximo ganador en América, Europa y Asia

Se alzó en la World Series del Circuito Americano y ganó hasta 22 títulos de la liga europea de golf. Asimismo cuenta con primeros premios en cuatro torneos internacionales en Asia, específicamente dos en Japón, uno en Hong Kong y otro en Dubái. A la lista se unen cinco victorias en el PGA Tour americano.

En 1995 sufrió una lesión en un pie que lo mantuvo fuera de los campos de golf durante dos años. A partir de entonces bajó su rendimiento, pero la misma condición lo motivo a recuperar los primeros puestos del golf mundial.

En el 99, José María Olazábal ganó por segunda vez el Master de Augusta dominándolo desde la segunda jornada, terminó el circuito con ocho golpes bajo par.

Para mayo de 2001, Olazábal obtuvo el primer puesto en el Abierto de Francia, considerado el torneo más longevo de la Europa continental; en diciembre de ese mismo año, se adjudicaba un segundo triunfo, el de Hong Kong.

 

El renacimiento de Olazábal fue en el Master de Augusta

Su destreza quedaba demostrada en el campo, pues en 2002 contó con un nuevo laurel en la temporada del Buick Invitational. La racha de éxitos no paró, porque en ese período fue el cuarto en el Master de Augusta.

Aunque se recuperoó de su lesión física, su juego condicionó su puntuación de todo ese año.

José María Olazábal ganador del Masters de Augusta 1994
José María Olazábal ganador del Masters de Augusta 1994

Pero para 2003 se notó su renacimiento, nuevamente en las competiciones de Augusta, ubicándose entre los favoritos y acabando en el octavo puesto, a tan solo siete tantos del canadiense Mike Weir, quien conquistó el campeonato.

 

Recibió honores reales en España

El golfista acumula méritos y distinciones a lo largo de todo su desarrollo profesional; de igual forma, es respetado por sus colegas, quienes en reiteradas oportunidades han manifestado la admiración hacia Olazábal

Sus virtudes en la disciplina golfística, lo acreditan desde 2009 como integrante del World Golf Hall of Fame y en 2013 fue condecorado con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes.

Sin duda, José María Olazábal es un icono y referencia mundial del golf, así como modelo a seguir por los deportistas europeos que se levantan en los campos.

“No hace falta ganar un grande para ser un gran jugador, pero ayuda”, dijo en una entrevista al diario El País”, premisa tomada como ejemplo por los noveles golfistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 + uno =